sábado, octubre 21, 2006

Alba


Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada ALBA
Autoretrato de Alba Rodríguez Menéndez.


Voy a ser muy breve porque lo que presento es para disfrutar.
Conocí a Alba, a Alba Rodríguez Menéndez, en Valdediós, tenía entonces 12 ó 13 años, durante una visita a las excavaciones del Monasterio. Iba acompañada de sus padres, Aurora e Higinio, colega de Facultad y amigo. Me llamó la atención entonces que una niña viniese a interesarse por unas excavaciones en cierto modo rutinarias porque no es habitual. Lo normal es que el interés por la cultura, mejor por la Cultura, en la mayoría de los casos, comience avanzada la adolescencia, cuando la búsqueda de una identidad hace necesario el contraste con otras formas de ver el mundo.

Pregunta: ¿En qué año naciste?

Respuesta: En Gijón en el año 1991.




Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada ALMOST IN THE DARK
Almost in the dark.

COMENTARIO: 'Porque es una de las fotos de flores que mejor me ha quedado. Luz, tamaño, color y enfoque para mi gusto perfectos'.

ATURORA: Alba Rodríguez Menéndez.


Durante la visita en el monasterio, Alba observaba todo con los ojos muy abiertos y desde entonces fui siguiendo su trayectoria, interesado yo por el itinerario cultural y académico que en la vida iniciaba esa 'persona pequeña', de aspecto menudo, voz infantil y con un nombre tan evocador como el de Alba. Sobre todo para los que metidos en canas recordamos 'Al alba al alba...'


P: ¿Qué estás estudiando, Alba?

R: Estoy estudiando 4º de la ESO.



Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada ÁRBOLES A MEDIDA
Árboles a medida.

COMENTARIO: 'Me parece una foto muy original. Una perspectiva que muy poca gente ve cuando pasea por los alrededores de la Torre Eiffel. (No está retocada) Además es un recuerdo de uno de los mejores viajes de mi vida'.

AUTORA: Alba Rodríguez Menéndez.


Hemos compartido mesa en más de una ocasión, lo que me ha permitido también ver a una persona 'frágil' y 'delicada', sin embargo, pronto descubrí que eso es sólo apariencia, porque no detrás, no, sino delante de Alba está la fuerza creativa, un torrente de ideas, luz, color, formas, espacios dilatados... y sobre todo cariño hacia la vida porque la trata, la fotografía, de forma especial. No se puede fotografiar así sin amar lo que se fotografía. Una vez que empecéis a ver las fotos de Alba estaréis de acuerdo conmigo en dos cosas, que Alba 'sólo hay una' y que su trabajo en fotografía es ya un trabajo maduro.


P: ¿Dónde aprendiste a fotografiar así?

R: No tengo formación de ningún tipo en fotografía.



Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada BYE
Bye

COMENTARIO: 'Me encanta el resultado que dio el blanco y negro en esta foto,
convirtiéndola en una instantánea elegante y conmovedora.'

AUTORA: Alba Rodríguez Menéndez.


En aras a la verdad, siendo el mérito de Alba muchísimo, enorme, en él tienen que ver sus padres Higinio y Aurora. En esa visita, creo que ilustrativa de lo que era la enseñanza que le estaban dando a su hija, vi como intentaba constantemente llamar su atención sobre aspectos que en una primera mirada podrían pasar desapercibidos.


P: ¿Con tanta creación fotográfica, cuál es el horario habitual de estudio, de trabajo, Alba?

R: De lunes a viernes de 8:30 a 14:30.



Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada CIUDAD DE LAS ARTES Y LAS CIENCIAS
Ciudad de las Artes y las Ciencias.

COMENTARIO: 'Esta foto, sin duda la mejor que conseguí allí. Parece una nave espacial y para nada lo que en realidad es.
Por eso me gusta.'

AUTORA: Alba Rodríguez Menéndez.


P: ¿Y de mayor?

R: 'Periodista'.

Personalmente no tengo la menor duda que que va a escribir muy bien tanto gráfica como 'foto-gráficamente' pues esas aspiraciones profesionales empiezan a sedimentarse sobre una enraizada y asimilada formación cultural. Si le preguntas a Alba qué libro fue el que más le impresionó y el porqué, te contesta así, sin inmutarse:

Rebeldes de Susan E.Hinton…Me encanta la trama y la evolución de la historia. Muy emocionante.
Cumbres Borrascosas de Emily Brönte. Lo leí con 10 años. Me impresionaron mucho la historia de amor, el ambiente en el que transcurre y sus protagonistas.



Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada EL AROMA DE PARÍSEl aroma de París.

COMENTARIO: 'En París hice algunas de mis mejores fotos. Esta, es
preciosa también. Está hecha desde el segundo piso de la torre, frente al cristal, mi perfil en primer plano, y la ciudad de fondo. Oliendo París…'

AUTORA: Alba Rodríguez Menéndez.


Impresiona también en Alba la capacidad de absorción que tiene, de 'esponja' -'admiro a alguien de quién sé que puedo aprender', dice-. La gente esperamos, no sé porque, que los artistas, sobre todo si son grandes, ya en su formación aparezcan signos distintivos, algo así como una marca en la frente que lleve escrito 'voy a ser...' En el caso de Alba, nos encontramos con una adolescente que hace vida 'normal', le gusta, además de la serie de

Hospital central, la única que a día de hoy, sigo.

Salir, ir al cine, escuchar música, leer, chatear, fotografiar, escribir…


Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada ELOGIO DEL HORIZONTE
Elogio del horizonte.

COMENTARIO: 'En esta foto, lo especial sobre todo es el retoque. Me
gusta el color óxido que conseguí en el monumento así como el color que logré para el cielo. Un buen homenaje a Gijón, creo'.

AUTORA: Alba Rodríguez Menéndez.


Y es precisamente ese carácter de 'normalidad' otro de los aspectos que deja huella, estamos ante un 'negativo' que 'se está revelando', porque estoy seguro de que ni ella misma aún se ha percatado de la trascendencia de sus fotos. Y en efecto todo es 'normal' excepto sus fotos y sus comentarios, con ellas os dejo: una foto por año de vida. El que quiera más puede ir a su amplia exposición en Flickr ¡Merece la pena!



Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada ESCALA DESCENDENTE
Escala descendente.

COMENTARIO: 'Otra de las fotos de París. Qué decir de ésta… Busqué perspectivas originales de la Torre y esta sin duda es una de las que mejor me salió'.

Tuve que arreglármelas con un 'cielo gris, pero acababa de llover y todavía no había salido el sol'.

AUTORA: Alba Rodríguez Menéndez.



Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada FORMAS DE GAUDÍ
Formas de Gaudí.

COMENTARIO: 'Hecha en la casa Batlló (Barcelona). Una lámpara preciosa y un sitio que realmente se presta a ser fotografiado. Un lujo'.

AUTORA: Alba Rodríguez Menéndez.



Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada Fragility soul.
Fragility soul.

COMENTARIO: 'Esta plumita se escapó de mi funda nórdica. Se me ocurrió que podía fotografiarla con el macro. Y este es el resultado. El blanco y negro como siempre, la sofisticó'.

AUTORA: Alba Rodríguez Menéndez.



Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada I need you.I need you.

COMENTARIO: 'Tras las cortinas me escondo yo. Una idea que en Flickr tuvo mucho éxito, la relacionaron con Psicosis, pero sin embargo yo no quise trasmitir miedo, sino tristeza…'

AUTORA: Alba Rodríguez Menéndez.



Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada Kissing my skin
Kissing my skin.

COMENTARIO: 'De mis mejores autorretratos, según creo. La luz, la suavidad de la foto y el color, la hacen muy especial y delicada'.

AUTORA: Alba Rodríguez Menéndez.



Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada On Black
On Black.

COMENTARIO: 'Me gusta la mirada, la luz en la cara y la pose, aquí. Además que nuevamente el blanco y negro le sentó genial'.

AUTORA: Alba Rodríguez Menéndez.



Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada Tears have shade
Tears have shade.

COMENTARIO: 'Otro experimento que salió bastante bien. Esta vez canicas
que quieren representar lágrimas con su sombra…'

AUTORA: Alba Rodríguez Menéndez.



Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada Una perspectiva diferente.Una perspectiva diferente.

COMENTARIO: 'Esta foto, también de París, me hace mucha gracia. Es una pata de la Torre…pero ¿Qué más cosas podría ser?'.

AUTORA: Alba Rodríguez Menéndez.



Fotografía de Alba Rodríguez Menéndez, titulada Window tot he peace o Ventana al Mediterráneo.
Window to the peace o Ventana al Mediterráneo.

COMENTARIO: 'Sacada en Sitges (Cau Ferrat) este verano [Se refiere al del 2006]. Casi puedo sentir la brisa otra vez'.

AUTORA: Alba Rodríguez Menéndez.

numly esn 16156-061111-786970-86

© 2006 All Rights Reserved.

viernes, octubre 13, 2006

Servicios públicos e intereses privados. 'Typical' Villaviciosa, Asturias, España, Europa, la Tierra, Sistema Solar y el Universo.

¿Hay quien nos gane?

En Villaviciosa tenemos entre otras curiosidades dignas de ver una plaza dedicada al General Francisco Franco precisamente por haber dado un 'Golpe de Estado' y haber subvertido el orden democrático, con su placa incluida. Tenemos otra plaza dedicada a José Antonio Primo de Rivera, donde no hace mucho, a las doce de la noche, tres, supongo que falangistas, brazo en alto, cantaban el 'Cara al sol' y también tenemos anuncios de negocios en privados en servicios públicos abandonados. Y hoy vamos a ver las fotos de este último asunto.

Desde hace más de una década, dentro de las tendencias neoliberales que se han implantado y alentado por ellas, se desató una campaña contra los servicios públicos alegando, a mi juicio gratuitamente, que su gestión era mejor cuando la misma pasa a manos privadas. Para ello, lo primero que había que hacer era demostrar que los servicios públicos funcionan mal. Y en las dos fotos que siguen sobre el aparcamiento público de Villaviciosa, se puede ver concretada esta política de 'hundir' un servicio público de aparcamiento para fomentar desde el propio aparcamiento abandonado servicios de gestión privada. Y esta es la otra cara, la de verdad, del 'neoliberalismo'.

No voy a defender todos los servicios públicos, no todo lo blanco y embotellado es leche, pues los mismos funcionan igual de bien o de mal que los privados. Todo depende de quien gestione y de que intereses tiene, pues difícilmente puede gestionar bien un servicio público si quien está al frente de la empresa pública o Administración cree más en su gestión privada. O si el gestor de los servicios públicos está más ocupado en obtener ingresos como sea para beneficio privado e invertir, por ejemplo, en bajos en Madrid, que en gestionar el servicio con la calidad que los usuarios demanda. Y lo que más me llama la atención es que la mayoría de los ciudadanos o no se fija o da por bueno que su dinero, porque el dinero público ha salido de su bolsillo, acabe malgastado.

En el caso que nos ocupa, hay que señalar que el cartel de referencia en el parking público, fue acompañado de modificaciones de dirección de tráfico en la calle en la que está ubicado.

No me opongo a que el propietario del aparcamiento privado se anuncie, faltaría más y deseo, de verdad, que tenga mucho éxito. Pero lo que no puedo compartir es que se anuncie en un parking público que se abandona a su suerte, con unos baches enormes, y a que el negocio tenga en exclusiva, en una calle con dirección única, dirección doble hasta su entrada, pues el resto de los vecinos tienen el mismo derecho que el negocio de aparcamiento.

Además, en este caso, llueve sobre mojado, pues tras el abandono del servicio público, está el anuncio del Presidente de la Corporación Municipal, de que era su intención privatizar dicho servicio, proponiendo un acto de ¿caridad?, por personas con algún tipo de minusvalía.

Lo que no entiendo es que si no sabe o no quiere gestionar los servicios públicos qué hace al frente de la Corporación. Creo que debería explicárnoslo bien claro a los ciudadanos. O si tiene negocios o alquileres, es un ejemplo, en la capital de España, que reclamen más su atención que las obligaciones que como gestor público tiene.


Vista general de la entrada al aparcamiento público en la Calle Vícor García de la Concha, Villaviciosa, Asturias.Foto 1. Vista general de la entrada al aparcamiento público en la Calle Víctor García de la Concha, Villaviciosa, Asturias. Obsérvese la flecha de la señal, no indica como podría creer el lector que ese es el acceso, no. Simplemente señala los baches.

Vista general de la entrada al aparcamiento público en la Calle Vícor García de la Concha, Villaviciosa, Asturias. Detalle del anuncio de aparcamiento privadoFoto 2. Detalle del anuncio de referencia sobre un parking privado en el aparcamiento público de Villaviciosa, sito en la C/ Víctor García de la Concha.

martes, octubre 10, 2006

Es posible que nos hayan plagiado. Compruébalo tu mismo.

El día 12 de este mes, mayo de 2007, para mi sorpresa, he visto publicado en la prensa regional de Asturias parte del texto que nosotros tenemos colgado en este blog el martes, día 10 de octubre de 2006, bajo el título: “En un lugar encantado de cuyo nombre quiero acordarme: Tuilla” que, como puede comprobarse, está bajo una licencia de Creative Commons, mediante la cual se permite el uso del texto siempre y cuando se cite al autor y no se haga uso comercial del mismo y, dice textualmente: “Si alteras, transformas o creas una obra a partir de esta obra, solo podrás distribuir la obra resultante bajo una licencia igual a ésta”.
Al objeto de que el lector compare ambos textos los reproducimos columnados:



Texto de Víctor Guerra:Texto de este blog:
“Y la mina está siempre presente. El castillete del Terrerón, imponente, es hoy recuerdo esquelético de aquella máquina que metía y sacaba mineros en el pozo y recibía inconscientemente nuestra miradas, como si en algún momento temiésemos que dejase de funcionar… Castillete cercano es también el de Mosquitera, aún mayor y comunicado superficialmente con el anterior por la vía del trole que arrancaba de La Braña, tras pasar el corto túnel, cerca del Polvorín, y cuya oscuridad tanto miedo producía. Son espacios reconvertidos en asilo y antes oficinas y antes dormitorios y antes lugar para los “batallones de castigo” de los perdedores de aquella guerra condenados a trabajos forzados.”“Y la mina siempre presente. Aunque no quieras. El castillete del Terrerón imponente, hoy recuerdo esquelético de aquella máquina que metía y sacaba mineros en el pozo como María los garbanzos en la olla, recibía inconscientemente nuestras miradas, como si en algún momento temiésemos que dejase de funcionar... Castillete cercano, también, del de Mosquitera, aún mayor y comunicados superficialmente por la vía del trole que arrancaba de La Braña, tras pasar el corto túnel, cerca del Polvorín y cuya oscuridad tanto miedo nos producía y su paso resultaba eterno. En medio... ¡ay en medio! Espacios reconvertidos en asilo y antes en oficinas y antes dormitorios y antes lugar para los "batallones de castigo" de los perdedores de aquella Guerra destinados a trabajos forzados...”

El texto de Víctor Guerra, firmado en Oviedo, está publicado en la Sección “Campeones. Bicicleta de montaña”, el día Sábado, 12 de mayo de 2007, bajo el título: “Rodando hacia los fuegos fatuos de Saús”, en La Nueva España. Es evidente que el Diario en el que está publicado no es el responsable de un artículo firmado por esa persona.

Más que en ninguna otra ocasión agradeceré comentarios al respecto.

Vicente Rodríguez Otero

numly esn 75316-070517-670296-46

En un lugar encantado de cuyo nombre quiero acordarme: TUILLA.

TUILLA, "TIERRA DE HULLA",

ya lo decía Pandiella.



A Pepín Areces, que aunque no pueda verlo, cumplo la deuda que con él tenía contraída: la de colgar estas viejas fotos en la Internet.

A tu MEMORIA, compañero y amigo.



Cuando yo era niño el pueblo en el que me crié era un lugar en auge. No es que haya mejorado mucho sólo que los vecinos de mi edad nos hemos ido marchando poco a poco y muchos de nuestros mayores han decidido, no sé si por voluntad propia o designio de alguien, dormir para siempre a la entrada del pueblo, en la parte más alta, discretamente apartados, a raso, no lejos de la Iglesia. Sólo unos pocos han escapado de esa voluntad general: los que regresaron a sus pueblos de origen. ¡Que dios los tenga en la gloria!










Ya antes, en la década del 60, Bélgica, Canadá o Australia, debido al crecimiento demográfico y a la superpoblación, casas de 3 habitaciones con 16 vecinos, y la falta de expectativas en nuestra Península, pues Portugal allá se andaba, habían despertado el interés de algunos de nosotros.












Sin embargo, quien no conozca este lugar y a sus gentes desconoce Asturias. Situado en una ladera con fuerte pendiente y algunos rellanos, en su día con pequeñas manchas boscosas de castaño y abundantes praderas, fue poblada con emigrantes. Población necesaria para la abundante mano de obra demandada por las minas de carbón.












La barriada, realizada a partir del último lustro de la década de los 40 bajo las políticas paternalistas al uso para acogernos a todos y que por respeto a nosotros mismos no se llama, como en otros sitios, la del "gochu", en memoria de lo que entonces nos parecía un eterno General, fue la cuenca donde todos sedimentamos nuestras experiencias.











Allí todos fuimos emigrantes, todos somos inmigrantes. Quizás por eso se forjó un espíritu real, palpable, espeso, de solidaridad, de comprensión, de empatía entre todos: nosotros nos miramos y nos reconocemos en el otro y sabemos que somos igual que el otro, que sólo nos separan pequeñas diferencias: el número del portal y el piso en que vivimos. Quizás también, porque la excasa población de Nuestra Señora del Amparo, advocación parroquial de la cabecera, había sufrido una fuerte represión, mermándola considerablemente.






Y la mina siempre presente. Aunque no quieras. El castillete del Terrerón imponente, hoy recuerdo esquelético de aquella máquina que metía y sacaba mineros en el pozo como María los garbanzos en la olla, recibía inconscientemente nuestras miradas, como si en algún momento temíesemos que dejase de funcionar... Castillete cercano, también, del de Mosquitera, aún mayor y comunicados superficialmente por la vía del trole que arrancaba de La Braña, tras pasar el corto túnel, cerca del Polvorín y cuya oscuridad tanto miedo nos producía y su paso resultaba eterno. En medio... ¡ay en medio! Espacios recovertidos en asilo y antes en oficinas y antes dormitorios y antes lugar para los "batallones de castigo" de los perdedores de aquella Guerra destinados a trabajos forzados...












En aquella sala de máquinas Manolín, el padre de Manuel Adolfo, se encargaba de alimentar a la bestia.

Todo el paisaje estaba manchado. Todo era de color gris. El carbón lo teñía todo: desde Carbayín Bajo hasta Sotrondio. El carbón cubría con su velo todo el paisaje, por cubrir velaba hasta nuestras sonrisas.







Poco a poco, se fue formando un pueblo itinerante en todos los sentidos, de paso hacia Laviana y con destino a Gijón, pues el Ferrocarril de Langreo en su traza se había acercado a la carretera general para que mirásemos desde la barandilla que los separaba, formada, entre poyo y poyo, por gruesos y huecos tubos de metal. Como yo los recuerdo, habían perdido la pintura que en su día tuvieron de blanco y rojo y ya tenían un brillo metálico de color gris plomizo.












Los trenes de mercancías tenían interés si eran muy largos, pues en general en su monotonía sólo ofrecían como espectáculo a los maquinistas, manchados no se sabe si más de carbón que de grasa.

En cabio, los de pasajeros de vagones de madera que se empujaban unos a otros produciendo un típico cloncloneo, cuando iban repletos con las personas de pie presentaban gran variedad de acontecimientos a observar.

Y el pitido, agudo, siempre nos indicaba el arranque cansino del convoy.

De Tuilla vengo.


- Inicio
- Introducción
- El topónimo "Tuilla"/"Tiulla"
- La mina
- Las comunicaciones: el Ferrocarril de Langreo

- La barriada
- El Patrimonio Cultural de Tuilla
- Las otras "Tuillas"
- Enlaces sobre la Tuilla de Asturias y sobre Tiuya

La Historia de Tuilla, esa pequeña Historia local, tan grande para nosotros, pues representa una referencia importantísima en nuestras vidas, está por hacer. Es más, hay datos, de los pocos que se conocen que o se contradicen o no concuerdan, empezando por cosas tan elementales como la discusión sobre el topónimo. Muchos de nosotros hemos descubierto, ya de muy mayores, que Tuilla se llamó alguna vez Tiuya. Más aún, no existen referencias a Tuilla cuando se hace la Historia del Concejo de San Martín del Rey Aurelio-Langreo, juntos hasta 1837, en las obras de síntesis, ahora bien, lo que más llama la atención es que tampoco existan después salvo escuetas notas referidas a las explotaciones o al Movimiento Obrero. Sólo el libro de Langreo. Industria, población y desarrollo urbano, del Profesor y Doctor Aladino Fernández García, publicado en 1980 por el Ilmo. Ayuntamiento de Langreo, ofrece bastantes e interesantes indicaciones de manera general sobre el concejo y de forma particular sobre Tuilla. Es una fuente indispensable también porque permite comprender bien el proceso de 'colonización' del valle del Candín, al insertar su desarrollo histórico dentro del proceso general del valle y del desarrollo económico que supuso no sólo para Asturias, sino también para España, la puesta en marcha de las explotaciones. Ni qué decir tiene que, además, es riguroso.


A mi juicio 4 son los elementos que definen a Tuilla, a saber: un topónimo extraño, la mina y el Movimiento Obrero a ella asociado, la barriada y el ferrocarril.

El Topónimo Tuilla o Tiuya.

Un aspecto a reseñar y que causa cuanto menos extrañeza a quienes nos hemos criado en este pueblo es ese nuevo nombre oficial de Tuilla: Tiuya, no exento de polémica y que en aras a la verdad, he de decir que no recuerdo de mis mayores haberles oído alguna vez pronunciar “Tiulla” o "Tiuya", ni a Dolores la de La Cantera, a Obdulia la madre de Amparo, a Delfina y Julio, el barbero, o a Suna y Manolo, a Rufino Asenjo, a Vicente –Trosky-, a Hermógenes, a Arsenio, etc. pues a Pandiella, a quien me referiré con posterioridad, no lo considero 'persona mayor'. Lo que no deja de ser curioso es el cambio de lugar de las vocales dentro de la palabra tal cual hoy lo conocemos. Tuilla “>” Tuilla.

La referencia bibliográfica más antigua que conozco respecto a la voz “Tiulla”, escrito con –ll- y no con –y-, data de 1850 y es la de Madoz (MADOZ, P. (1845-1850): Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Asturias. Madrid; Red. Ámbito Ediciones S. A., Valladolid-1985) al hablar de la parroquia de Santa Eulalia de Turiellos, en la página 419 de la edición señalada. Pero la misma no aparece como topónimo sino como hidrónimo y no sabemos si a La Felguera pertenecía dentro de esos otros ‘varios caseríos’ no nombrados alguno que se llamase Tiulla.

La cita de Madoz, pág. 419, dice así:

‘TURIELLOS (Sta. Eulalia): Felig. en la prov., y dióc. de Oviedo (2 ½ leg.), part. Jud. de Pola de Labiana (2 ½), ayunt. De Langreo. SIT. En llano, á la der. Del r. Nalon; el CLIMA es templado, y reinan todos los vientos. Tiene unas 400 CASAS en los l. de Baeres, Bereda de la Mudrera, Gargantada, Pajonal, Pando, Puente, Pumar, Candin, el de su nombre y varios cas. Hay escuela de primeras letras frecuenta por niños de ambos sexos, cuyos padres dan al maestro la cantidad convenida. La igl. parr. (Sta. Eulalia) está servida por un cura de segundo ascenso y patronato del ob. Ademas hay 9 ermitas que ninguna particularidad ofrecen. Confina N. ayunt. de Siero; E. Linares; S. Ciaño y O. Lada. Le cruza el riach Tiulla sobre el cual hay tres pontones de madera, y va á desaguar en el Nalon. Atraviesa el térm. la carretera carbonera que desde la cap. del ayunt. se dirige á Gijon. PROD.: escanda, maiz, habas, patatas y otros frutos; se cria ganado vacuno; caza de perdices, zorros y lobos, y pesca de anguilas y truchas. IND., la agrícola. POBL.: 460 vec., 2.000 alm. CONTR:: con su ayunt. (V.).’

Supongo que las abreviaturas y la distinta acentuación de las palabras no impide una correcta lectura, ¿verdad?.

Pues bien, de la lectura del texto, respecto al tema que nos ocupa, podemos concluir que lo que hoy es Tuilla estaba comprendido dentro del ámbito parroquial de La Felguera, pues topónimos como La Mudrera, La Gargantada, Candín y el hidrónimo Tiulla creo que hacen clara referencia a lo que hoy conocemos como Tuilla y que el Tiulla es el río Candín, aunque como veremos seguidamente, utiliza indistintamente 'Tiulla' y 'Candín' para referirse a este río. La fecha del cierre de la edición es de 1850, de ahí que no aparezca mencionado el ferrocarril, que se inaugura cinco años más tarde (1854), pues en 1843 parece que sólo llega hasta Carbayín Bajo (FERNÁNDEZ GARCÍA, Aladino (1980): Langreo: Industria, población y desarrollo urbano, Facultad de Letras de la Universidad de Oviedo, pag. 28-29). Otros datos interesantes son la ausencia de restos arquitectónicos relevantes para el autor. Es probable que alguna de esas ermitas, sin interés a las que hace referencia, sea la que posteriormente, ampliada, dará lugar a la Iglesia parroquial de Tuilla en 1893.

Sin embargo, otra cuestión a plantearse es si en el Madoz el topónimo Tiulla un error de imprenta. Esta posibilidad se confirmaría si en otras fuentes orales o escritas, anteriores al Madoz, aparece de manera constante el topónimo Tuilla.

Los 'pontones' más arriba referidos los enumera Madoz en la voz 'Candín' (Op. cit., pág. 104), que dice así:
'CANDÍN: riach. en la prov. de Oviedo, prt. jud. de Pola de Labiana; el cual nace en el cordal de la Cruz, ayunt. de Langreo; durante su curso de E. á O. baña los l. de su nombre, la Pumar y Vega de Turiellos en la felig. de este título, hasta que en las cercanías de Barros confluye en el Nalon. Ordinariamente lleva 6 pulgadas de agua, pero crece demasiado pronto en tiempo de lluvias ó derretimiento de nieves. Tiene 3 puentes, que son: el de Llago con una pilastra de madera construido en 1836; el de la Pumar reedificado en 1835 y de igual fábrica que el anterior, y el llamado del Barrero de piedra sillar con un solo arco, construido en 1840 á espensas del marqués de las Marismas, empresario de la carretera de Langreo á Gijón. Crían sus aguas anguilas, truchas y otros peces menudos.'
Por tanto, es evidente que Madoz está utilizando los nombres de 'Candín' y 'Tiulla' para referirse a lo que hoy denominamos río Candín. Pero hay más, probablemente, Madoz en la pág. 46 de la citada obra, bajo la voz 'Arenas, Santiago de', creo que vuelve a hablar del Candín, pero esta vez sin nombrarlo. Dice:
'ARENAS (SANTIAGO DE): felig. en la prov., dióc. y part. jud. de Oviedo (3 1/4 leg.), y ayunt. de Siero (1): SIT. en la falda y ladera de un elevado derro disfruta de buena ventilación y CLIMA sano; tiene unas 150 CASAS distribuidas en ald., barrios y cas. siendo los mas notables Arenas, Comba, Cotayo, Planadal, Plano, Rosello [Rosellón] y Saus; hay una escuela sostenida por los padres de los niños y niñas que á ella concurren. La igl. parr. (Santiago) fue hijuela de San Félix de Valdesoto hasta fines del siglo pasado, en que se le declaró independiente y de patronato real; el curato es de ingreso; hay 3 ermitas ó capillas , loa primera en la ald. de Arenas con la advocación de Ntra Sra. de la O., la segunda en el barrio del Cotayo la tercera, que se titulaba de Sto. Domingo de Guzman, en el barrio de Saus, se convirtió en un santuario con la advocación de Sta. María Magdalena, en el reinado de D. Carlos IV, á consecuencia de haberse enagenado por el Gobierno las fincas que la ant. capilla poseía. El TÉRM. en la estensión de 1/4 de leg. del cento á la circunferncia vondina con el de la mencionada felig. de Valdesoto y con los de la municipalidades de Bimenes y Langreo: buenas fuentes, con especialidad la llamada de Castiello [todavía se puede observar en la topografía bien los resto de lo que debió ser la torre], abastecen de agua á toda la pobl.; báñala ademas un riach. que trae su origen de Bimenes, cruza por el centro de la felig. y se dirige á Langreo á unirse con el Nalon, después de fertilizar algunos prados y dar impulso á 4 molinos harineros. El TERRENO es de buena calidad, y aunque por ser montañoso no es fácil proporcionar riego á mas de 3.000 días de bueyes, prod. buenos pastos y robustos robles y castaños; la parte destinada al cultivo, que escede a 800 dias de bueyes, no se la otro descanso que el que premiten una continuada labor. Los CAMINOS son malos, y el CORREO se recibe en la Pola; PROD.: trigo, escanda, centeno, maiz, habas, castañs, patatas y algunas frutas y hortaliza; cria ganado vacuno, cabrio, de cerda, caballar y mular; hay caza y alguna pesca; IND.: la agricola, los indicados molinos y buenas minas de carbon de piedra, POBL.: 153 vec.; 612 alm.; CONTR. con su ayunt. (V).'
La negrilla es mía. Un dato nuevo es la presencia de 4 molinos harineros en el ¿Candín?, hay que pensar que los mismos estaban desde el regatu de La Cantera, límite con Siero, hasta el nacimiento del río.

Debido a las escasas referencias que existen, da la impresión que en la segunda mitad del siglo XIX núcelos o centros de cierta importancia son Saús, Candín, Mosquitera, etc. pero nunca se cita a Tuilla, por lo que cabe concluir, a falta de más datos, que nos encontramos con una parroquia de formación tardía -1893-, con poca o nula densidad demográfica hata entonces.

En esa dirección, llama la atención, que unos pocos años más tarde de la publicación del Madoz, aparezca el hidrónimo Tiulla ya fijado como Candín. En el libro de Máximo Fuertes Acebedo (FUERTES ACEVEDO, Máximo (1884): Mineralogía asturiana. Catálogo descriptivo de las sustancias así metálicas como lapídeas de la Provincia de Asturias, Oviedo, Ed. Facsímil de HUNOSA, 1977, pags.192 y ss.) se puede leer:

Sociedad Esperanza.- Las minas de esta Compañía, situadas en el valle Candín, tienen una extensión de cuatrocientas setenta hectáreas. La circunstancia de haber pasado la propiedad de estos carbones á otra empresa, ha hecho que los trabajos no se hubieran regularizado hasta estos últimos años, en que poddrá producir 12.000 toneladas. (pag. 194)

Dentro de la misma publicación se recogen otras dos escripciones de explotaciones en el valle, bien individualizadas, dice así:

Barón Ad. D'Eichtal y Compañía (Empresa Mosquitera).- En una zona horizontal de dos mil doscientas diez y nueve hectáreas, tiene esta Compañía excelentes minas, principalmente en las inmediaciones del pico de la Mosquitera, capaces de gran produción, pero que hoy está limitada por las razones tantas veces expuestas, á 36.000 toneladas anuales. (pag. 192).

D. Alonso Fernández.- Una sola mina, inmediata á la Mosquitera, explota por ahora este industrial, pero en tan buenas condiciones y con tal actividad, que ha llegado á producir el año 1875, más de 7.000 toneladas. (pag. 193).

A finales del XIX el topónimo de Tuilla ya está fijado tal cual lo conocemos. En las referencias de Jove (JOVE, Eladio G.: Langreo. San Martín del Rey Aurelio, en BELLMUNT Y TRAVER, Octavio y CANELLA Y SECADES, Fermín (1900): Asturias, Facsímil de Silverio Cañada Editor, Gijón, tomo 3, pag. 11 y ss.) ya aparece en el índice el topónimo Tuilla y con la misma importancia que La Felguera, Sama o Barros.

En el capítulo III, pag. 114, dice así:

Comprendía el antiguo concejo de Langreo, hasta el segundo tercio de este siglo, las feligresías de Barros, Ciaño, Lada, Turiellos, Linares, Rey Aurelio y Blimea (estas tres últimas contituyen el municipio de San Martín) y se crearon recientemente Sama, Tuilla y Venta.

Más abajo refiere la Peña Urán, la riqueza natural de la zona y las minas de carbón:

El territorio de Langreo es desigual y montuoso. Á ambos lados del amplio valle, obsérvanse desordenada sucesión de elevadas lomas pobladas de castaños,robles, pinos, avellanos, cerezos, nogales; lomas que se desenvuelven en desiguales ondulaciones y se confunden á lo lejos, constituyendo los montes de Rivero y Payuste en Riaño, Peña-plata en Lada, La Enverniza, Fresnosa y Tejera de Ciaño, Peñas de Urán en Tuilla, y rematando en picos como el de Cruces, que mide 1000 metros sobre el mar, y el de Artuso, de 850. Estos montes han sido muy buenos cazderos de percides, arceas y liebres, pero en la actualidad los cables y planos inclinados trepan á sus cimas y los modernos cuarteles para obreros extiéndense por sus vertientes.

El terreno es en general carbonífero y existe alguna mina de azogue. La vegetación feráz y vigorosa produce abundantes praderías, fronbdosas arboledas, ricos frutales dilatadas vegas de maíz, su riqueza principalísima, no obstante, no está en su adelantada agricultura sino en explotación de las minas de hulla y en los productos de sus varias fabricaciones que atienden con solicitud y perfección á las mil necesiades de nuestras modernas industrias.

A este próspero desarrollo industrial, fabril y agrícola, prestóle una fuerza poderosísima la abundancia de aguas, pues además del caudaloso Nalón, que con poéticas riberas cruza todo el valle, tiene otros ríos y arroyos que desde las alturas de los montes bajan por ya amplias ya angostas cañadas, á desenbocar en aquél, como los Villar y Samuño en la parroquia de Ciaño, Triana en la de Sama, Candin en la de Turiellos, Portella en la de Lada y Viso y Moñeca en la de Riaño. (pags. 114-115).

En la misma publicación aparecen referencias a la explotación de Mosquitera en la pag. 117 y a la de 'La Moral' en la siguiente.

Por último, respecto a la fundación de Tuilla como parroquia dice:

Hasta el último arreglo parroquial de 1893, pertenecía la actual parroquia de Nuestra Señora de Tuilla á la referida de Turiellos: tiene 240 vecinos distribuidos en las siguientes veredas: Gargantada, Quebrantada, Mutresa y Baeres; linda con el concejo de Siero y su iglesia parroquial es una capilla ampliada. Por esta feligresía cruza la antigua carretera carbonera de Sama á Gijón, obra del inolvidable Aguado, Marqués de las Marismas (Pag. 123).

Estamos usando la fecha de 1893 para la constitución de la Parroquia, conscientes de que es una fecha que sería necesario contrastar mejor, pues Antonio López (LÓPEZ CERRATO, Antonio (1981): Cien años de Langreo 1880-1980, Monografías de Asturias Nº 2, Ed. Caja de Ahorros de Asturias) en un trabajo de síntesis precioso y muy bien documentado, si bien políticamente un poco tendencioso a mi juicio, sobre el concejo de referencia introduce en la división parroquial del Arciprestazgo de Langreo, realizada por el Obispo de la Diócesis, Fr. Ramón Martínez Vigil el 1 de julio de 1887, págs. 23-24, la segregación de Tuilla. Así pues nos encontramos con una diferencia de 6 años para la constitución de la parroquia. Sin embargo, a los efectos de lo que ahora discutimos, es conveniente señalar que esas fuentes, utilizan el nombre propio de Tuilla.

Paralelamente, en 1887 Tuilla ya está funcionando como parroquia, pues de no ser así sería difícil de entender la creación, ese mismo año, de Tuilla como distrito electoral con derecho a 4 concejales electos por 5000 electores sobre un censo de 2.665 personas (véase FERNÁNDEZ GARCÍA, Aladino (1985): Langreo en el periódo de entresiglos: el alcalde Antonio Mª Dorado, E. José Manuel Bonilla, pag. 22 y ss). Este dato, que por otra parte indica el peso de Tuilla dentro del conjunto municipal, hay que matizarlo, pues Tuilla sólo tenía un representante en la Junta Municipal de Asociados, órgano éste con el que era preceptivo consultar el presupuesto municipal antes de su aprobación y que intervenía en la planificación. Sin embargo, en la misma publicación el Doctor Aladino, pág. 65, dice que 'Tuilla se separa de Turiellos en 1900', ¿curioso, verdad?

Otra referencia importante, dada la escasez de fuentes escritas publicadas, es la de un libro escolar que utilizaron seguramente algunos de nuestros padres, me refiero a la Geografía Especial de Asturias (MUÑIZ VIGO, Acisclo (1935): Geografia Especial de Asturias, Oviedo). En él, en la pag. 109 publica un mapa en el que aparece ubicado Tuilla, escrito así, entre Gargantada y Turriellos (La Felguera) y gracias a él también sabemos, pag. 113, que existen escuelas nacionales, entre otros, en los sitios de la Braña del Río, Gargantada y Tuilla.
Y respecto al río, éste aparece citado ya como El Candín (pag. 112) y no como el Tiulla.


La escuela de Tuilla que todos conocimos funcionando, la 'de Regino', delimitando el campo de la Iglesia, antes de que se realizase el nuevo edificio escolar, son anteriores 1918. Así lo recoge en Antonio López Cerrato (Op. cit., pág. 17):

1918.

Fallece Celestino Cabeza Roces, Alcalde que fue durante muchos años de Langreo. Bajo su mandato se realizron importantes obras destacándose los gurpos escolares del Carmen, Tuilla, Sama, Ciaño y La Felguera, puente y Carretera de Lada-La Felguera y el mercado cubierto de la Felguera.
Llegados a este punto, debe tenerse en la cabeza la Primera Guerra Mundial y el gran desarrollo económico que se produce debido al auge que alcanzan las explotaciones mineras por demanda de suministro de combustible al permanecer España neutral en la contienda.

Otras referencias bibliográficas a tener presente son, a saber:

Xosé Lluis García Arias (GARCÍA ARIAS, X. L. (1977): Pueblos asturianos: el porqué de sus nombres, Ed. Ayalga Ediciones, Salinas) en la pág. 223 del citado libro. Dice textualmente:

Tiuya (Llangreu)
"<"Teodilda (141:271/11;55p.42)(4)
En la misma página, a pie, la nota (4) dice textualmente:
(4) Teniendo en cuenta que la pronunciación popular que recuerdan las personas mayores es Tiuya y no Tuilla quizás fuera conveniente pensar en un nombre Teudevigia.

Los números que aparecen antes de la cita a pie de página son referencias bibliográficas en formato americano y que se recogen al final del citado libro.

Otra fuente importante es la de la Comisión de Toponimia Asturiana, que a mi juicio debiera de hacer el esfuerzo de explicarnos la aparición de la -y- y la substitución de la misma por la doble l, -ll- (Comisión de Toponimia Asturiana (1985): Concejos y parroquias de Asturias, Servicio de Publicaciones del Principado de Asturias, Oviedo, pág. 34) . En esta última referencia bibliográfica se fija en asturiano la grafía de Tiuya, tanto para el pueblo como para la Parroquia.

Me consta que ese topónimo, el de Tiuya, es defendido también y desde hace muchísimo tiempo por Pandiella, a quien es al único que escuché que Tiuya posiblemente significase "tierra de hulla", evidentemente, como todo lo que dice este compañero, la tesis es atractiva e ingeniosa.


La mina.

La minería de Tuilla hay que insertarla dentro del proceso general de prospección y puesta en marcha de explotaciones que tiene lugar especialmente durante el siglo XIX. En efecto, en una nota a pie de página, la 33, el Doctor Aladino Fernández (FERNÁNDEZ GARCÍA:1980,32) dice que tras la construcción de la carretera carbonera, la que va de La Felguera al Berrón, pasando por Gargantada, en 1842, se inician las explotaciones del Campanal y Lláscares promovidas por José Mª de Aguado, marqués de las Marismas, el mismo que ejecutó el proyecto de traza de la menccionada carretera, y que en la década de 1840-49 se llevan a cabo importantes trabajos de prospección y reconocimiento de algunos de los criaderos del valle del Candín, entre ellos el 'de Tuilla', motivando que hasta 1856 la empresa Jacquet y Cía explotara sus pertenencias de yacimiento en "el valle del Candín y Pajomal".
La pertenencias de la empresa de Jacquet y Cía pasan por varias manos a partir de esa fecha hasta que se hace con ellas, a principios del siglo XX, la compañía de Duro-Felguera. A partir de esta base de operaciones, Duro-Felguera, la mayor empresa productora del país, pone en marcha nuevas instalaciones en el valle del Candín aprovechando la infraestructura del ferrocarril de Langreo, entre ellas la de Mosquitera en 1928 y en 1931 la de Lláscares (FERNÁNDEZ GARCÍA:1980,45).
No está claro en la documentación consultada si el grupo de explotaciones de Saús están comprendidas dentro de lo que se ha denominado 'cabecera del río Candín' (FERNÁNDEZ GARCIA:1980,45).

Las comunicaciones: el Ferrocarril de Langreo.

Tuilla o Tiuya tiene un apeadero en la línea del Ferrocarril de Langreo, esta circunstancia le permitió estar relativamente bien conectada con la costa, Aboño-Gijón, y con el resto de la Cuenca Carbonífera del Nalón, sobre todo a partir de 1875 (FERNÁNDEZ GARCÍA, Aladino (1980): Langreo. Industria, pobalción y desarrollo urbano, Ayuntamiento de Langreo, pág. 28-29), año en el que se culmina la terminal de Pola de Laviana.

Sin embargo, parece que Tuilla o Tiuya entra en conexión con la costa tarde, en relación con las obras del segundo tramo. Según el Dr. Aladino Fernández García (op. cit.) bajo dirección técnica belga se realiza un primer tramo, hasta Carbayín, que culmina en 1843 y otro tramo más, hasta Vega-Langreo en los 11 años siguientes, terminándose en 1854. Es de suponer que el Apeadero de Tuilla entra en funcionamiento en ese momento. Seguramente, la consecuencia inmediata fue el aumento de la producción de carbón y la demanda de más mano de obra para atender el mercado.

Por último, la obra más importante de este segundo tramo lo representaba para continuar desde Carbayín Bajo a Tuilla, el collado de Cabayín Alto. Esta dificultad técnica fue solucionada mediante el túnel que unía Carbayín Bajo con Candín, obra realizada por un contratista francés que no cumplió plenamente con los requisitos técnicos del proyecto (FERNÁNDEZ GARCÍA:1980,29).

En esta primera etapa, de desarrollo del ferrocarril, hasta inicios del último cuarto del siglo XIX, toda la Cuenca Carbonífera, pese al desarrollo incipiente y creciente de las explotaciones, aún mantiene su 'fisonomía' natural, agrícola y ganadera, situación que en Tuilla se prolonga hasta la construcción de la Barriada. La fotografía número 2, la que está en color sepia, creo que es ilustrativa de esa época.

Sin embargo, hay que presuponer que Tuilla o Tiuya posee un importante tráfico de mercancías antes ya de la traza del Ferrocarril, pues la producción minera del valle, aguas arriba del Nalón, utilizaba entre otros, para llegar a la costa, un camino 'a través del valle del Candín, pasando a Carbayín' (FERNÁNDEZ GARCÍA:1980,25).

Asimismo, como ocurrió en muchos lugares, la traza del ferrocarril trajo consigo una notable mejora en el resto de las comunicaciones viarias, así, dentro de la Ley de 1911 por la que el Estado se comprometía a subvencionar los caminos comarcales de utilidad pública, el Ayuntamiento aprueba un plan de ejecución en el que el Estado pagaría un 40% del monto, y mediante el cual se tramitan los proyectos de carretera del valle del Candín: La Felguera, Tuilla, Carbayín, con una longitud de 7 kilómetros y el proyecto de Gargantada a Carbayín, 3 kilómetros (FERNÁNDEZ GARCÍA:1980,249). Sin embargo, la lenta tramitación del expediente de expropiación y la falta de capacidad financiera del Ayuntamiento, pues la ayuda del resto de la Administración pública llegó "tarde, mal y nunca", provocó que dichas carreteras no se terminasen, bajo la dirección de Fernando Casariego, en el primer caso, hasta 1923-25 y aún así, en el caso de la traza de La Felguera a Carbayín, sólo se ejecutó hasta Tuilla. El resto, el remate de Tuilla a Carbayín, hubo que esperar al Plan de Caminos Vecinales de la Provincia aprobado en 1927 y que tiene una ejecución de 7 años (FERNÁNDEZ GARCÍA:1980,249-250).

La barriada.

Un hecho importante que a mi juicio define el carácter de Tuilla, su espíritu, pues algo tandrá un pueblo que ha dado tantos grandes hombres en tan poco tiempo, es la creación de la barriada. Sobre la misma he leído diversas fechas y he escuchado otras aparentemente contradictorias y de hecho, la última rectificación a la fecha de 1953, me la dió Enrique Lozano. Por ir trillando documentación, transcribo las referencias bibliográficas que da López Cerrato (op. cit. pag. 32 y ss.):

'El Insituto Nacional de la Vivienda, la Obra Sindical del Hogar (crada en 1942) y el Ministerio de Trabajo dentro del plan de creación de viviendas sociales promovieron la construcción de polígonos y barradas residenciales...

'Aparte del citago Polígono [refiere al de Riaño] se crearon al amparo del Plan General de Ordenación Urbana (23 de febrero de 1965) los grupos de San Antonio en La Reguera, con 460 viviendas; Grupo San Pedro de La Felguera con 124; Grupo Francisco Franco en la Felguera con 304 [la conocida como 'la barriá el gochu']; los grkupos de la Juécara en Sama, Pando, Tuilla, Ciaño son un exponente claro de la obra desarrollada por la Adminsitración'

Sin embargo, por las fotos que aporto y por mis recuerdos respecto a la Barriada de Tuilla, la obra del 65 se debe referir a la reforma que la barriada sufre, pues en el 68, cuando Masiel gana Eurovisión con el 'Lalalá', estábamos en un barracón mientras se arreglaba el 2º pabellón. Asimismo, tengo vagos recuerdos de niño de obras en los últimos pabellones, el de la 'Encubadora'.

En cualquier caso, la barriada marca un punto de inflexión en el desarrollo urbanístico, pues para un estudioso del urbanismo de Langreo, como el profesor Aladino Fernández (FERNÁNDEZ MENÉNDEZ:1980,191), Tuilla, como 'poblado minero', alcanza en 1950 la suficiente entidad como para dejar de ser rural y para tener consideración de 'urbano'.

Un documento interesante, dado el caracter oficial y administrativo del expediente, lo representa la documentación complementaria del Plan de Ordenación Urbana. De él extraigo los siguientes dados:

Durante todo el siglo XIX, pero especialmente en la segunda mitad, se desarrollan, en paralelo al canto a un mundo mejor, el 'que verde era mi valle' desde la hidalguía rural en declive, las llamadas políticas paternalistas por parte de los empresarios hacia los obreros de sus fábricas o explotaciones. En este contexto, sitúa el Plan, como prototipos modélicos de esa política, los cuarteles de La Braña, que tiene delante del edifico, al estilo inglés, unos pequeños jardines. Una referencia gráfica a estos edificios puede verse en la web Langreo.as

Hasta mediados del siglo XX, y la construcción de la barriada sería un preludio de una nueva estructura económica en el valle, mayoritariamente el trabajador de las minas, dada la insuficiencia de los salarios, es un obrero mixto, que aún no ha abandonado totalmente el campo (David RUIZ:39-40). En esa dirección, la construcción de la barriada significa la aparición de mano de obra con ingresos suficientes como para independizarse del campo. Asimismo, su construcción materializa la tendencia que se inicia a principios de siglo: el asentamiento en los fondos de valle debido a la "desaparición progresiva de las minas de montaña, sustituidas por los pozos, que se convirtieron en grandes centros de trabajo y extracción empalzados invariablemente en el fondo del valle principal o en los tramos medio y vajo de los valles laterales del Samuño y del Candín" (FERNÁNDEZ GARCÍA:1980,248).












































































CENSO DE TUILLA (Fuente: FERNÁNDEZ
GARCÍA:1980,Cuadro XXIII)
AñoHabi
tantes Parro
quia
Creci
mien
to inter
censal
Habi
tan
tes Pue
blo
Creci
mien
to
inter
cen
sal
19001.340---------------
19101.48510,8----------
19201.99234,1----------
19302.35518,2----------
19402.540 7,8----------
19503.30029,9860-----
19604.70442,52.003132,9
19703.409-27,51.597-20,2
19753.228 -5,32.02326,6



El patrimonio cultural de Tuilla.

En relación con el Patrimonio etnográfico inserta las referencias al Molín del Rozau, que conserva además de la estructura, las dos muelas y dos rodeznos. Una referencia gráfica y textual, a mi juicio errónea, pero que remite a este elemento arquitectónico, es la que recoge también Langreo.as

Dentro del Patrimonio Etnográfico López Cerrato introduce 2 referencias que copio para que no se pierdan y porque son importantes:

1ª En 1915 existían lagares en Tuilla -Op. cit., pag. 53-, se supone que de tipo industrial, ¿podría ser uno el del Polvorín?

2ª En 1972, Op. cit., pag. 33, en Tuilla hay censados 8 hórreos.

Dentro del Patrimonio Industrial se catalogan, en el Plan de Ordenación Urbana, en Mosquitera, la 'Sala de máquinas' y la 'Casa de aseo' y, en relación con la traza del trole que une La Braña con El Terrerón, el 'Túnel de La Braña', datado en 1892.

Las otras Tuillas.

Pero si 'madre sólo hay una', Tuilla sí hay más que una. Tuilla es también el nombre de una profunda garganta situada entre L' Aude y los Pirineos Orientales, en Francia. Ver referencia en Ediciones La Piedra Verde. Desde luego, el paisaje de esa zona es impresionante y está cerca de lugares arequeológicamente muy interesantes (Tautavel) y dentro, a su vez, de la ruta de los castillos.

Asimismo, la mayoría de nosotros a veces, en ese 'tuilla-centrismo', nos olvidamos de los otros y de que en Estados Unidos, en el Estado de Utah, existía un valle denominado Tuilla Valley -Valle de Tuilla- y que aparece referido en el Capítulo 26 de La vuelta al mundo en ochenta días de Julio Verne. Una edición digital del mismo puede verse en Bibliotecas virtuales. Sin embargo, en el mundo anglosajón, especialmente en la literatura mormona, Tuilla es un topónimo muy conocido, pues en Tuilla Valley se firma el tratado 'de paz y amistad' en 1863, el 13 de octubre, entre las tribus de los Shoshonee y de los Goship con el Gobierno de los Estados Unidos; 'de paz y amistad', al uso, mediante el cual dichas tribus claudican, se las mete en reserva y se les paga 1.000$ a cambio de permitir la traza del ferrocarril, la circulación de 'blancos' -mormones-, establecimiento de granjas, etc. En fín, todo eso que veíamos contado por los amiericanos en las películas sobre los "chochones", como decíamos cuando éramos pequeños, tras salir del cine Garcelli. Películas que hacían referencia a los hechos que se habían producido un siglo antes en el otro continente. Los que fuisteis al 'Frailín' ¿os acordáis de la película que veíamos todos los años, la de Gerónimo?.

Ese tratado, fue ratificado el 7 de marzo de 1864 y publicado el 7 de junio del siguiente año. Se puede ver el texto completo, desgraciadamente en inglés, en la Biblioteca Digital.
Pues bien, el 'valle de Tuilla' constituía entonces uno de los límites de la tribu de los Goship.
Por otra parte, parece, que la tribu de los Goship representa la rama más occidental de la tribu de los "chochones" -Shoshonee- y que quizás por eso se firma conjuntamente el tratado.
Por último, reseñar que el territorio de los Goship y de los Shoshonee contiene una de las mayores riquezas preshistóricas que existen de la cultura ancestral de dichos pueblos.
Antes de que se firme la paz, en 1849 se instalan allí por primera vez colonos blancos -mormones- y en 1850 se funda el Condado del "Valley Tuilla", de ahí que a la Presidencia de los Estados Unidos, Abraham Lincoln, le urgiese la firma de la paz. Entre otras cosas porque tenía abierto una brecha brecha de desgaste militar importante, declaración de guerra, con Méjico.
En este caso, el topónimo de Tuilla extendido a todo un valle parece, según la Enciclopedia Británica, que es un antropónimo derivado del nombre de un aguerrido y valeroso jefe de tribu goship llamado Tuilla.

Más arriba utilizaba en forma de pasado el verbo existir, 'existía un valle denominado Tuilla' porque en la actualidad el valle es conocido por otro nombre: por el del Condado de Tooele, cambio que se produce en 1852 cuando se amplían los límites del Estado de Deseret hasta la frontera con California. Tooele que, por cierto, los nativos pronuncian como "Too-wil-ah", algo así como "tuilla", siendo la pronunciación , difícil en inglés, un elemento que sirve para discernir quién es forastero en la zona.

Pues bien, ya en el tratado de paz, más arriba citado, hace referencia a la posibilidad de explotaciones mineras por parte de los Goship y será precisamente la actividad extractiva una de las más importantes de la zona durante las siguientes décadas, se fundan unas cuantas ciudades y se extrajo de allí no sólo abundante oro, sino también plata, cinz y plomo. Un resumen en inglés puede verse en pioneer.utah.gov

En cualquier caso, para ver la historia del lugar os aconsejo que busqueis en los 'buscadores' a través de la expresión el 'condado de Tooele'.

Por último, decir que omito conscientemente citas recientes publicadas en Enciclopedias y obras de consulta general porque me parecen, las que conozco, con falta de rigor.

ENLACES DE INTERÉS CON TUILLA de LANGREO, ASTURIAS:

No voy a recoger las referencias al Club Deportivo Tuilla, pues existe ya una web, ver infra, dedicada a él ni tampoco, por mucho que le pudiese gustar a Melín, a Liber, a Porongo, etc. todas las referencias que existen en la Internat a David Villa, pues es ese un trabajo que sobrepasaría el cometido de este post. Sin salir del fútbol, llama poderosamente la atención que ya no se hable de jugadores como 'Douglas' que llegó a jugar en el Celta de Vigo.

En igual situación de citas estaría con las que remiten a Gaspar Garcia Laviana pues la COSAL y otras organizaciones se encargan de ello, o las que remiten al Senador José Ángel Fernández Villa, José Luis Fernández Roces, Francisco Baragaño, etc. Piénsese que sólo una galería de personas 'ilustres' de Tuilla, por ilutradas, cada una en su campo, requeriría sólo para dicha galería una página web entera, pues además de las personas citadas y de las referencias más abajo recogidas, hay vecinos nuestros que han tenido una proyección social en Asturias muy grande: Diputados en Junta como Belarmino o Montes, sindicalistas como Marino, Directores de Televisión como José Ramón Pérez Ornia, políticos con enorme influencia como Pepín Ordoñez , Pachín 'el de la Pedrina' , músicos como Marqués, etc. Y desde luego, quienes nunca aparecerán citados en las obras 'cultas' o del Movimiento Obrero son personajes tan célebres como 'Gelista' o Campelo, en el recuerdo nocturno de muchos, o el mismo 'Talín' cuando bajaba por las escaleras, después de comer, eso sí, antes no, gritando 'Magaitona...'. En cualquier caso, si alguien cree que se debe introducir alguna referencia más o que es posible escribir cosas nuevas, o aportar algo tan importante para él y para los demás como sus propios recuerdos, sólo tiene que escribirme o introducirla directamente al final del texto.

Respecto a las direcciones de la Internet, las que más interesantes me han parecido, perdóneseme el carácter aleatorio de su ubicación, son las siguientes:

En Google aparecen las fotos de satélite de Tuilla que adjuntamos:
Vista general del Valle del Candín, con Tuilla en posición central.Vista general del Valle del Candín, con Tuilla en posición central.

Detalle de la Barriada de Tuilla y del campo de fútbolDetalle ampliado de la toma anterior, en la cual puede apreciarse con más nitidez la barriada de Tuilla y el camplo de fútbol.
La primera referencia, evidentemente, para una persona como yo, divida emocionalmente entre Tuilla y Villaviciosa, ha de ser, forzosamente, para alguien que proviniendo también de Tuilla se ha asentado profesionalmente y con mucho éxito en el concejo costero, me refiero a Mª Elena Gutiérrez Díaz, del Restaurante Los Pisones, Quintueles, a quien conocí personalmente en el año 2000 en una cena en el Restaurante Amandi en Villaviciosa, en relación con el Festival de les Fabes. Trini, la del 'Hogar del Productor' también gestiona otro Restaurante en Villaviciosa. Matías es profesor en la escuela de la capital o 'Lolo', el pequeño de Laruelo, y otros más que por no extenderme aquí omito.

Una tuillense internacional menos conocida que los prohombres citados es Mª Concepción Villa.

Por origen, es forzoso citar a la profesora Aquilina Fueyo Gutiérrez, que tiene publicado un libro que vierte solidariad por los cuatro costados, en Icaria, titulado De exóticos paraisos y miserias diversas.

Mas referencias son:

Wikipedia: Descripción general muy breve sobre la ubicación del pueblo física y administrativamente. Aunque no suelo remitir a la Wikipedia por cuanto que no hay nadie que se responsabilice del contenido, es decir, que firme el artículo, en este caso redirijo al lector a dicho enlace por cuanto me consta que lo que trae es cierto y riguroso.

deasturias: Web con información general también rigurosa. Sin embargo, ésta, a diferencia de la anterior presenta una galería de fotos excelentes de Benjamín Menéndez, sobre Tuilla, los alrededores y su gente.

Pueblos-espana.org: Web con algunas de las fotos de Benjamín Menéndez, recogidas en la web anterior.

Rincones de Asturias publica también una foto del Fondaque muy buena, lástima que sea un poco pequeña.

Todopueblos: Con información general y una toma del Fondaque.

Tagzania: Esta web es muy interesante porque recoge la ubicación mediante un enlace a Google y , ademas, ha colgado una foto , sólo una, pero representa una panorámica excelente, con el castillete de la Mina del Terrerón, entero, en primer plano: Se ve Tuilla, la cuesta de Areñes, Gargantada, etc. Clickeando en la foto se amplía.

La Unión Hostelera del Principado de Asturias tiene también colgada una 'senda' con un itinerario tan interesante como el que va desde La Braña a Baeres.

Tu tiempo: En esta página, de carácter global, aparece información muy curiosa:

1º El calendario perpetuo de Tuilla, señalando la hora de salida y puesta de sol.

2º Núcleos de población en un radio de 10 kilómetros alrededor de Tuilla.

3º Por último:, otro enlace permite calcular la distancia desde Tuilla a cualquier parte del mundo y, por tanto, a la inversa.

Andarines: Desarrolla una ruta que pasa por Tuilla, desde Valdesoto a La Felguera. Aporta plano y una foto muy bonita del Molín del Rozau y otra del Molín de Luisa y otra de Valdesoto a La Moral.

Geocities recoge también una ruta que, aunque no específica, del Berrón a Cabañaquinta, pasa por Tuilla.

Fortunecity recoge la puesta en marcha de la senda del trole, desde La Braña al Mecheru de Saús.

Domusnatura recoge información interesante sobre la mina del Repichu de la que cita la fuente de datos: Ayuntamiento de Langreo.

Langreo.as: Presenta un catálogo de entidades de población, está en formato PDF, es largo y tarda bastante en cargar, por lo que si conoce Tuilla y sus alrededores a lo peor no le merece la pena pinchar en este enlace. Dentro de ella aparece el catálogo urbanístico del PGOU.

Vivirasturias: Sin aportación gráfica, contiene información general.

Por último, reseñar que la página ¿oficial? del Club Deportivo Tuilla remite a un programa de software GNU, de licencia libre, excelente, pero que no aporta en este caso, información específica sobre el Club. Un foro sobre el fútbol de Tuilla, puede verse en foros-hispavista.com , ni que decir tiene que la buena educación exige en este caso que se hable bien de los mejores, es decir, del Tuilla. Desconozco si está hecha la historia, la gran Historia del Tuilla, y en caso de que no esté realizada deberíamos entre todos rehacerla: personajes tan entrañables como 'Pepín el de los balones', con la ropa tendida, después de lavada, de todo el equipo delante de casa, el 'Camasiegu', el mismo 'Douglas', etc.

Para terminar, no podemos dejar pasar por alto las referencias a los paisanos asesinados por republicanos y enterrados en la Fosa Común de Oviedo:
Manuel García Antuña (30 años, sastre), asesinado en mayo-junio de 1938.
Herminio Fernández Ferrera (28 años, labrador), asesinado en mayo-junio de 1938.
Aurelio Gutiérrez Rodríguez (51 años, minero), asesinado en mayo-junio de 1938.
Luis García Noval (34 años, maquinista), asesinado entre el 9 de marzo y el 19 de agosto de 1939.
Florentino Posada Lastra (37 años, minero), asesinado entre el 21 y 24 de agosto de 1939.
Hermógenes Súarez Tabernas (30 años, mecánico), asesinado en 1940.
Aladino Menéndez Menéndez (30 años, minero) , aesinado en 1940.
Asesinado en Gijón fue Manuel Palacio Fernández (63 años), con Consejo de Guerra del 6 de Agosto de 1938.

Un recuerdo que tengo algo vago en la memoria, es el asesinato de Juanito. Vago por los comentarios, si recuerdo bien: se perpretó el asesinato de noche, después de salir del Café, en la cuesta Tuilla, delante del Puestu Flora.

Sobre la Historia del Socialismo en Asturias y la importancia que en el mismo tiene Tuilla siempre, pero especialmente en la década de los cincuenta, remitimos a la web de la FSA.

Y todo ello estas últimas referencias, porque aún tengo en la memoria de forma muy fresca, además de las 'comuniones' extralitúrgicas que con tanto remango propinaba de Don Isaías, bien a mano bien a pie, la placa en mármol que había en el pórtico de la vieja iglesia, a la mano derecha como no podía ser de otra forma, en la que sólo figuraban los "Caidos por Dios y por España" en letras bien grandes.

sábado, septiembre 16, 2006

Servicios públicos e intereses privados.

'Typical' Villaviciosa, Asturias, España, Europa, la Tierra, Sistema Solar y el Universo.

¿Hay quien nos gane? En Villaviciosa tenemos entre otras curiosidades dignas de ver una plaza dedicada al General Francisco Franco precisamente por haber dado un 'Golpe de Estado' y haber subvertido el orden democrático, con su placa incluida. Tenemos otra plaza dedicada a José Antonio Primo de Rivera, donde no hace mucho, a las doce de la noche, tres, supongo que falangistas, brazo en alto, cantaban el 'Cara al sol' y también tenemos anuncios de negocios privados en servicios públicos abandonados. Y hoy vamos a ver las fotos de este último asunto.

Vista general de la entrada al aparcamiento público en la Calle Vícor García de la Concha, Villaviciosa, Asturias. Detalle del anuncio de aparcamiento privadoFoto 2. Vista general de la entrada al aparcamiento público en la Calle Vícor García de la Concha, Villaviciosa, Asturias. Obsérvese la flecha de la señal, no indica como podría creer el lector que ese es el acceso, no. Simplemente señala los baches.

Desde hace más de veinte años, superados las primeras contradicciones de la Transición, dentro de las tendencias neoliberales que se han implantado y alentado por ellas, se desató una campaña contra los servicios públicos alegando que su gestión era mejor cuando la misma pasa a manos privadas. Para ello, lo primero que había que hacer era demostrar que los servicios públicos funcionan mal. Y en las dos fotos que siguen sobre el aparcamiento público de Villaviciosa, se puede ver concretada esta política de 'hundir' un servicio público de aparcamiento, antes de prestarlo, para fomentar desde el propio aparcamiento abandonado servicios de gestión privada.

Vista general de la entrada al aparcamiento público en la Calle Víctor García de la Concha, Villaviciosa, Asturias.Foto 1. Detalle del anuncio de referencia sobre un parking privado en el aparcamiento público de Villaviciosa, sito en la C/ Víctor García de la Concha.

No voy a defender todos los servicios públicos, no todo lo blanco y embotellado es leche, porque incluso cuando es el caso podría tratarse de ‘mala leche’, pues los ‘servicios públicos’ funcionan igual de bien o de mal que los privados. Todo depende de quien gestione y de que intereses tiene, pues difícilmente puede gestionar bien un servicio público si quien está al frente de la empresa pública o Administración cree más en su gestión privada. O si el gestor de los servicios públicos está más ocupado en obtener ingresos propios para invertir, por ejemplo, en bajos en Madrid, que en gestionar el servicio con la calidad que los usuarios demanda. Y lo que más me llama la atención es que la mayoría de los ciudadanos o no se fija o da por bueno que su dinero acumulado en impuestos, porque el dinero público ha salido de su bolsillo, acabe malgastado.

En el caso que nos ocupa, hay que señalar que el cartel de referencia en el parking público, fue acompañado de modificaciones de dirección de tráfico en la calle en la que está ubicado.

No me opongo a que el propietario del aparcamiento privado se anuncie, faltaría más y deseo, en verdad, que tenga mucho éxito. Pero lo que no puedo compartir es que se anuncie en un parking público que se abandona a su suerte, con unos baches enormes, y a que el negocio tenga en exclusiva, en una calle con dirección única, dirección doble hasta su entrada, pues el resto de los vecinos tienen el mismo derecho que el negocio de aparcamiento. Llegados a esta altura de la reflexión cabe preguntarse cómo es posible y sobre todo porqué se hace esto desde la Corporación de Villaviciosa. Utilizo conscientemente el término Corporación, pues cuando se inaugura dicho parking ‘la oposición’ acude, invitada, a la comilona de presentación. Las fotos en la prensa fueron muy ilustrativas.

Además, en este caso, llueve sobre mojado, pues tras el abandono del servicio público, está el anuncio del Presidente de la Corporación Municipal, de que era su intención privatizar dicho servicio, proponiendo un acto de ¿caridad?, por personas con algún tipo de minusvalía, ¿tal vez para recordar los tiempos del 'glorioso Movimiento' en el que a los 'tullidos de guerra' con 'gorra de plato' se les entragaba para que sobreviviesen servicios de este tipo? ¿Se pretende con ello tapar también la ausencia de política municipal en Servicios Sociales y su integración?

Lo que no entiendo es que si no sabe o no quiere gestionar los servicios públicos, qué hace al frente de la Corporación. Creo que debería explicárnoslo bien claro a los ciudadanos. O si tiene negocios o alquileres, es un ejemplo, en la capital de España o en otro sitio, que reclamen más su atención que las obligaciones que como gestor público tiene.

Pero lo verdaderamente importante es que esta cuestión no puede velar otra, la de fondo, a saber: el Gobierno Municipal en manos del PP desde tiempos inmemoriales ha sido incapaz de generar un espacio público donde aparcar, siendo éste con el crecimiento de Villaviciosa y el de la regulación del tráfico uno de los problemas acuciantes que requiere rápida solución y el único sitio que se les cede para tal fin quieren privatizarlo… y, mientras, dónde está la oposición.

numly esn 40328-061111-320412-11

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Public Domain License.